5 falsos mitos de las carillas dentales

5 falsos mitos sobre las carillas dentales

Si sus dientes tienen múltiples defectos cosméticos de los que le gustaría deshacerse, las carillas de porcelana pueden ser una solución ideal.

Para las personas ajenas a la odontología, este tratamiento plantea preguntas obvias: ¿Qué son las carillas de porcelana? ¿Son adecuadas para ti?

Hoy, además de responder a estas preguntas, analizaremos los mitos en torno a este tratamiento cosmético.

¿Qué son las carillas de porcelana?

Las carillas de porcelana son recubrimientos cerámicos extremadamente finos que se adhieren a la parte frontal de los dientes para mejorar su apariencia y funcionalidad.

Un paciente puede obtener una sola carilla o un juego completo que cubra todos los dientes. Cada juego está hecho a medida, por lo que pueden proporcionar cualquier tipo de solución, desde un retoque sutil hasta un cambio de imagen completo.

Si sus dientes han sufrido caries, traumas, desgaste excesivo o decoloración, las carillas de porcelana pueden ser una solución ideal.

Las carillas son una excelente manera de ocultar manchas y corregir pequeñas desalineaciones.

A pesar de la belleza y la versatilidad de las carillas, algunas personas descartan el tratamiento debido a una serie de mitos extendidos.

A continuación, se incluyen cinco de los conceptos erróneos más comunes que nuestros sobre las carillas de porcelana:

¿Son adecuadas para ti?

Este tratamiento es perfecto para cualquier persona que busca mejorar permanentemente la apariencia de su sonrisa. Además, gracias a la calidad de la porcelana dental, estas carillas también pueden mejorar la resistencia y la funcionalidad de los dientes.

El único requisito es que necesitan una estructura dental lo suficientemente saludable para soportar las carillas. Si un paciente tiene una caries o enfermedad de las encías, por ejemplo, éstas deberán ser tratadas. Posteriormente el paciente será apto para aplicar las carillas de porcelana.

Primer mito: La aplicación es dolorosa.

Como cualquier otro procedimiento dental importante, las carillas se aplican después de que el paciente haya recibido un anestésico local. Así evitamos cualquier dolor o molestia.

Segundo mito: Sólo se necesitan carillas para la parte frontal de su boca.

Las carillas se colocan más a menudo donde son más visibles: en los seis dientes frontales. Sin embargo, también se pueden utilizar en los dientes inferiores y premolares.

Tercer mito: El diente entero debe ser limado antes de que se puedan colocar las carillas.

Si bien es necesario limar un poco antes de colocar las carillas, la mayor parte de las veces el limado es mínimo.

Cuarto mito: Las carillas sólo sirven para fines estéticos.

Aunque el objetivo principal de las carillas es a menudo mejorar la apariencia general de la sonrisa, las carillas también se pueden utilizar para mejorar la funcionalidad de los dientes al masticar.

Quinto mito: Las carillas son anormalmente blancas y perceptibles.

Las carillas modernas se pueden personalizar para que coincidan con el grosor, la forma y el color natural de los dientes del paciente.

5 falsos mitos sobre las carillas dentales
Valore nuestro trabajo
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *