La ortodoncia: ¿capricho o necesidad?

Ortodoncia, ¿capricho o necesidad?

Corregir una maloclusión es una cuestión de salud , no solamente de estética.

En numerosas ocasiones, los dientes están mal posicionados. A veces se debe a que no tienen suficiente espacio en la arcada dentaria, otras porque sobra espacio (llamado diastema). También puede deberse a una oclusión inadecuada entre las dos arcadas (maxilar y mandibular).

La ortodoncia permite, tras un adecuado diagnóstico clínico y radiológico, solucionar estos problemas a través de movimientos suaves y lentos.

La ortodoncia no tiene edad

La ortodoncia no está reservada exclusivamente a los niños (lo que conocemos como ortodoncia infantil), sino que los tratamientos en los grupos de edad entre 25 y 45 años, aumentan cada día.

En nuestra clínica, por ejemplo, se han hecho tratamientos de ortodoncia a pacientes de la tercera edad obteniendo excelentes resultados.

Existen varias opciones de tratamiento dependiendo de cada caso.

Tipos de ortodoncia: fija y removible

Distinguiremos dos tipos de ortodoncia, las fijas y las removibles:

  • Ortodoncia fija, mediante unos brackets colocados en los dientes, se ejercen fuerzas suaves para que los dientes se vayan desplazando y corregir el problema. Los brackets pueden ser cerámicos (son transparentes), funcionan de la misma manera que los tradicionales y consiguen los mismos resultados. Los metálicos actuales son los más pequeños y cómodos que antes y son la alternativa más común en niños y adolescentes, pero también son una buena opción en adultos. Por último hay brackets linguales que se colocan en la cara interna del diente, así que no son visibles, aunque la técnica es muy compleja y no siempre puede realizarse.
  • Ortodoncia removible, mediante aparatos que el paciente debe ponerse y quitarse él mismo, así que los resultados dependerán de su colaboración en parte. Está indicado en tratamientos interceptivos para resolver problemas incipientes en la infancia, y con la aparición de la ortodoncia invisible ya es el presente y sin duda, el futuro de la ortodoncia.

Beneficios adicionales de la ortodoncia

  • Mejora la  respiración nasal: en niños favorece el desarrollo armonioso de la cara, mejor filtración de aire a los pulmones y mejor calidad del sueño.
  • Mejora la masticación: mejor digestión de alimentos, previene el desgaste dentario y problemas de la ATM (articulación temporomandibular).
  • Protege los dientes: evita fracturas dentarias y facilita un correcto cepillado.
  • Contribuye al bienestar: aumenta la autoestima y mejora las relaciones interpersonales.

La retención

Una vez corregida la posición de los dientes, se hace imprescindible impedir que estos vuelvan a desplazarse. Para ello se suele poner una placa, una férula u otros sistemas de retención, para evitarlo, durante el tiempo que te indique el profesional.

Ten en cuenta que la colaboración en esta fase del paciente es muy, muy importante para evitar recaídas. Muchos de los tratamientos de ortodoncia que se realizan, son de pacientes que ya habían sido portadores de ortodoncia y no hicieron buen uso de los retenedores.

Fuente de la imágen: Maheen Fatima

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button