retraccion-encia-informacion

Retracción de encías, toda la información

¿Qué es la retracción de encías?

La recesión de las encías se produce cuando el margen del tejido de las encías que rodea a los dientes se desgasta, o se retrae, exponiendo más la superficie del diente o incluso su raíz. Cuando las encías retroceden, se pueden formar espacios entre la encía y el diente, lo que favorece que se acumulen bacterias causantes de enfermedades.

Si no se trata, el tejido circundante y las estructuras óseas de los dientes pueden dañarse, lo que a veces desemboca en la pérdida de dientes. El retroceso de las encías es una afección dental generalizada. La mayoría de las personas no se dan cuenta de que tienen encías en retroceso, ya que esto ocurre gradualmente.

El profesional encargado de tratar esta enfermedad es el periodoncista.

Síntomas de la retracción de encías

A medida que las encías que retroceden progresan con el tiempo, puede notar los siguientes síntomas:

Dientes largos

Un síntoma es el alargamiento visible de los dientes. Cuando las encías retroceden debido a la enfermedad periodontal, los dientes tienen la apariencia de ser mucho más largos de lo normal.

Raíces del diente visibles

Las raíces expuestas son otro síntoma, y pueden sentirse extremadamente sensibles e incómodas. A menudo son un signo de enfermedad periodontal (gingivitis o periodontitis) o se pueden atribuir al cepillado demasiado agresivo con un cepillo de dientes con cerdas duras.

Pérdida de dientes

Al sufrir un retroceso de las encías, puede notar los dientes sueltos, debido a las bacterias que causan la enfermedad periodontal. A medida que empeoran las encías en retroceso, las bolsas de las encías se profundizan debido a la pérdida de la estructura de sujeción.

Causas de la recesión de las encías

Numerosos factores pueden hacer que sus encías retrocedan, entre ellos:

Enfermedad periodontal

Estas son infecciones de las encías, causadas por bacterias, que destruyen el tejido de las encías y el hueso que mantiene los dientes en su lugar. La enfermedad periodontal es la causa principal de la recesión de las encías.

La fase inicial de la enfermedad periodontal no suele ser dolorosa, por lo que los síntomas suelen pasar desapercibidos.

Las primeras etapas de la enfermedad de las encías se pueden manifestar con síntomas menores que incluyen:

  • Encías rojas, hinchadas o púrpuras
  • Encías sensibles al tacto
  • Sangrado de encías
  • Mal aliento crónico

Genética

Algunas personas son más susceptibles a la enfermedad periodontal.

Los estudios demuestran que el 30% de la población puede estar predispuesta a la enfermedad de las encías. Incluso si cuidan bien sus dientes.

Cepillado agresivo

Si usted se cepilla los dientes de manera demasiado agresiva o incorrecta, puede causar que el esmalte de sus dientes se desgaste y que sus encías retrocedan.

Escaso cuidado dental

No cepillarse los dientes, usar hilo dental y enjuagarse con un enjuague bucal antibacteriano puede facilitar que la placa se convierta en sarro, una sustancia dura que se forma en y entre los dientes y que sólo puede ser eliminada con una limpieza dental profesional.

Cambios hormonales

Los cambios en los niveles de estrógeno a lo largo de la vida de una mujer, como la pubertad, el embarazo y la menopausia, pueden hacer que las encías sean cada vez más sensibles y vulnerables a la recesión de las encías.

Tabaco

Los fumadores y otros consumidores de tabaco son más propensos a desarrollar placa pegajosa que puede causar recesión en las encías.

Bruxismo

Al apretar o rechinar los dientes puede ejercer demasiada fuerza sobre los mismos, haciendo que las encías retrocedan.

Maloclusiones

Cuando los dientes no se unen uniformemente, se puede ejercer demasiada fuerza sobre las encías y el hueso circundante, lo que permite que las encías retrocedan.

Tratamiento para la retracción de encías

Durante la limpieza dental profunda, se elimina la placa y el sarro y se alisa la zona radicular expuesta, lo que dificulta la adhesión de las bacterias. Si una limpieza profunda no es suficiente para tratar la afección, debido a la pérdida excesiva de hueso y bolsas profundas, puede ser necesaria una cirugía de las encías en retroceso.

Retracción de encías, toda la información
Valore nuestro trabajo
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *