La diabetes y la salud oral (periodontitis)

Diabetes y salud oral: el círculo vicioso

Existen 3,6 millones de diabéticos en España y 1 de cada 3 adultos es prediabético.

Se ha comprobado que aquellos diabéticos que presentan enfermedad periodontal, tienen más dificultades para controlar sus niveles de glucemia. De la misma manera, ser diabético predispone a la enfermedad periodontal.

¿Cuál es el vínculo entre enfermedades de las encías y diabetes?

  • Control diabético: Las enfermedades de las encías están vinculadas al control de la glucosa. Las personas con peor control de la glucemia tienen más propensión a enfermedades periodontales, pierden más dientes y estas son más severas. El 90% de los diabéticos son propensos a la enfermedad periodontal por lo que el cuidado y vigilancia de su boca es fundamental para evitar complicaciones.
  • Cambios en vasos sanguíneos: Estos transportan oxígeno y nutrientes a los tejidos, incluida la boca y retiran los productos de desecho. La diabetes provoca una circulación más lenta por los vasos sanguíneos, disminuyendo el transporte de oxígeno y la retirada de productos de desecho , con lo que incrementa el riesgo de infección gingival.
  • Bacterias: Muchos tipos de bacterias prosperan con los azúcares. Cuando la diabetes está mal controlada, los altos niveles de glucosa en saliva favorecen el crecimiento bacteriano y establecen el escenario de la enfermedad periodontal.
  • Tabaco: Los diabéticos fumadores, de más de 45 años, desarrollan 20 veces más riesgo de padecer enfermedad periodontal severa.

Como hemos podido comprobar, en esencia es un círculo vicioso.

¿Son los diabéticos más propensos a sufrir periodontitis?

Los diabéticos son 3 veces más susceptibles a la enfermedad periodontal debido al peor control de la glucemia. Esta enfermedad periodontal, empeora el control de la glucemia, incrementando la resistencia  a la insulina.

Los altos niveles de glucosa, hacen más difícil el control de las infecciones y empeoran la enfermedad periodontal pudiendo aparecer complicaciones.

Las bacterias orales son enemigas del diabético. Hay tantas bacterias en la boca como el total de la población mundial.

Controlar el azúcar en sangre es primordial: Los niveles de glucosa descontrolados afectan a vasos sanguíneos, corazón, riñones, extremidades y encías. La alteración de los vasos sanguíneos hacen que el aporte de Oxígeno y nutrientes, se reduzca a nivel gingival.

En nuestra sección de tratamientos de periodoncia te explicamos más al detalles en qué consiste la enfermedad periodontal y los tratamientos más habituales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button