Gingivitis-zaragoza

Gingivitis Zaragoza: tratamiento, información y precios

Gingivitis Zaragoza: Tratamiento

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis es una inflamación de las encías. Es la etapa inicial de la enfermedad periodontal y por consiguiente su tratamiento es más sencillo. Si no se trata correctamente, puede progresar y causar complicaciones más serias.

La enfermedad periodontal, que consiste en la inflamación e infección que causan cambios en los tejidos que dan apoyo a los dientes, como las encías, los ligamentos y el hueso alveolar, que es el tejido óseo que rodea las raíces de los dientes.

La rama profesional de la odontología que se dedica al cuidado de las encías es la periodoncia. Nuestro periodoncista en Zaragoza es el encargado de tratar a los pacientes afectados por este tipo de patologías.

Tratamiento Gingivitis Zaragoza

Causas de la gingivitis

La gingivitis se debe normalmante a los efectos de la acumulación a largo plazo de la placa, aunque en ocasiones está asociada otras enfermedades sistémicas.  No obstante la causa principal es una higiene deficiente o mal orientada.

La placa, también llamada biofilm en términos médicos, es un material pegajoso hecho de bacterias, mucosas y residuos de alimentos que se desarrolla en la parte exterior de los dientes. Es además la causa más habitual de las caries dentales.

¡Hola! ¿Interesado en los tratamientos de gingivitis en Zaragoza? Infórmese o pida cita previa ahora mismo.


Si la placa no se retira, se convierte en un depósito duro llamado sarro o tártaro dental, que está pegado al diente. Las bacterias y las toxinas producidas por la placa y el tártaro irritan las encías y dejándolas hinchadas y sensibles.

El daño a las encías puede resultar de numerosas causas. Incluso el cepillado o la limpieza agresiva con hilo dental puede causar gingivitis.

Los cambios hormonales también pueden aumentar el riesgo de desarrollar esta inflamación al dejar las encías más sensibles.

La gingivitis a menudo aparece en adolescentes al inicio de la pubertad, en jóvenes al comienzo de la edad adulta y en mujeres embarazadas.

Los dientes mal alineados o implantes dentales defectuosos, pueden irritar las encías y elevar el riesgo de inflamación.

También se relacionan con la gingivitis el uso de medicamentos como la fenitoína, utilizada para ciertos tipos de convulsiones; y las píldoras anticonceptivas, además de metales pesados como el plomo y el bismuto.

Factores de riesgo

La gingivitis es común y cualquiera la puede padecer, pero existen algunos factores considerados de riesgo, que contribuyen al desarrollo de esta inflamación.

Enumeremos algunos de ellos:

  • Higiene bucal insuficiente
  • Humo
  • Diabetes
  • Edad avanzada
  • Baja inmunidad
  • Uso de medicamentos específicos
  • Infecciones virales y fúngicas
  • Boca seca
  • Cambios hormonales relacionados con el embarazo, el ciclo menstrual, la pubertad y las píldoras anticonceptivas
  • Deficiencias nutricionales
  • Uso excesivo de ciertas sustancias
  • Ortodoncias mal acopladas o sucias

Síntomas de gingivitis

Las encías inflamadas generalmente tienen un color más rojo de lo normal o pudiendo convertirse en púrpura.

Se inflama, se vuelve sensible y sangra fácilmente durante el cepillado y con el uso del hilo dental. Las molestias surgen normalmente cuando tocamos las encías.

En la gingivitis, las encías a veces no duelen, por lo que una persona puede padecerla y ni siquiera saberlo.

Otros síntomas típicos de esta inflamación:

  • Los dientes parecen más largos debido a la retracción de la encía
  • Separación de las encías de los dientes
  • Úlceras bucales
  • Secreción de pus alrededor de los dientes
  • Mal aliento constante y mal gusto en la boca

Gingivitis aguda

La gingivitis ulcerosa necrotizante aguda, GUNA (la infección de Vincent) es una infección dolorosa de las encías, que causa dolor, fiebre y a veces fatiga.

Si las bacterias bucales crecen más allá de lo normal, las encías pueden infectarse.

Las encías duelen y la gente que la padece tiene un mal aliento extremo.

Una limpieza profesional, a veces seguida por el enjuague de peróxido de hidrógeno y antibiótico, además de una buena higiene bucal, son eficaces.

También se la conoce como la “enfermedad de las trincheras“, ya que durante la primera guerra mundial fue contraída por muchos soldados en las trincheras.

Buscando ayuda médica

Ir al dentista regularmente es una rutina saludable y puede prevenir la aparición de gingivitis. De esta manera, el profesional puede detectar cualquier problema de salud bucal y tratarlo antes de que se convierta en algo más serio e irreversible.

Si observa algún síntoma característico de la gingivitis, pida una cita. Cuanto antes busque ayuda médica, más rápida será la recuperación.

Diagnóstico y exámenes

En la consulta médica, el dentista le preguntará una serie de cuestiones que le ayudarán a diagnosticar correctamente. Tener a mano cierta información puede ayudar a reducir el tiempo de consulta y facilitar el diagnóstico.

  • ¿Cuándo empezaron los síntomas?
  • ¿Son los síntomas continuos o ocasionales?
  • ¿Con qué frecuencia se cepilla los dientes?
  • ¿Utiliza hilo dental?
  • ¿Usa algún medicamento?

Diagnóstico de gingivitis

La diagnosis se fundamenta en la descripción de los síntomas del paciente y de la evaluación oral del dentista. El profesional examinará los dientes, las encías, la lengua y las paredes internas de la boca.

El odontólogo buscará la acumulación de placa y depósitos de sarro; y posteriormente evaluará la situación de la encía.

Preguntas que ha de responder su dentista

Si las causas de la gingivitis no son claras, el dentista puede solicitar exámenes específicos para acotar el diagnóstico.

Si le han diagnosticado gingivitis, hay una serie de preguntas que puede hacerle al dentista. A continuación enumeramos algunas:

  •  ¿Cuáles son las etapas de la gingivitis?
  • ¿Cuál es el mejor tratamiento para la gingivitis?
  • ¿Qué cuidados tengo que seguir en casa para mantener mis dientes y encías saludables?
  • ¿Qué pasta de dientes es recomendada?
  • ¿Necesito un cepillo de dientes especial?
  • ¿So útiles los enjuagues bucales?
  • ¿Cuánto tiempo transcurre hasta que mis encías estén saludables de nuevo?

¡Hola! ¿Interesado en los tratamientos de Gingivitis en Zaragoza? Infórmese o pida cita previa ahora mismo.

Tratamiento de la gingivitis

El tratamiento de la gingivitis consiste en la eliminación de las causas para revertir los síntomas de la inflamación y evitar que se convierta en un problema más grave.

En la clínica dental, el dentista seguirá el siguiente procedimiento para poner fin a los síntomas de la gingivitis:

  • Evaluación y posterior limpieza bucal para quitar completamente la placa presente en la superficie de los dientes.
  • Instrucciones para el  correcto cepillado y uso del hilo dental.
  • Visitas regulares al dentista para chequeos y limpiezas bucales
  • Reparación de aparatos ortodóncicos, prótesis y restauraciones que puedan dificultar la higiene.

El procedimiento de limpieza dental se conoce como profilaxis. En ella, el dentista retira toda la placa acumulada y el sarro depositado en la base del diente.

El tratamiento suele ser eficaz y el problema de la gingivitis, si se trata al principio, puede resolverse en la propia consulta. Sin embargo, es importante que el paciente continúe con buenas prácticas de higiene bucal en casa para evitar que la inflamación se produzca de nuevo.

El dentista puede asesorarle cómo llevar a cabo una higiene adecuada.

Medicamentos para la gingivitis

Los medicamentos más comúnmente usados para tratar la gingivitis son:

  • Amoxicilina
  • Cefalexina
  • Clindamicina
  • Doxiciclina
  • Naproxeno

Sólo un médico puede decir qué medicamento es el más adecuado para su caso, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Siga siempre las instrucciones de su dentista y nunca tome ningún tipo de medicación sin prescripción médica.

Medidas a tomar

Algunas medidas pueden ayudar a aliviar los síntomas y molestias causados por la gingivitis. a continuación algunas de ellas:

  • Use un cepillo de dientes suave y cámbielo cuando las cerdas se encuentren desgastadas.
  • Opte por el uso de un cepillo de dientes eléctrico, que puede ser de utilidad para quitar la placa dental.
  • Cepíllese los dientes después de cada comida.
  • Use hilo dental por lo menos una vez al día, a ser posible por la noche.
  • Si se lo recomienda su dentista, use un enjuague bucal antiséptico.

Es importante mantener siempre una buena higiene bucal para que la gingivitis no reaparezca.

Posibles complicaciones

La gingivitis es la etapa inicial de la enfermedad de las encías, que, si no se trata, puede afectar la estructura dental y hacer que los dientes se caigan. Entre las complicaciones de la gingivitis se encuentran la periodontitis, en la que el hueso y las fibras que mantienen los dientes en posición están muy dañadas, y la periodontitis avanzada, en la que el hueso que sustenta el diente se reabsorbe.

Si hemos perdido uno o varios dientes, tendremos que recurrir a los implantes dentales para su reposición.

Cómo cuidar sus dientes para evitar la gingivitis

La mejor manera de prevenir la gingivitis es manteniendo una buena higiene bucal, es decir, llevando a cabo cepillados completos de todos los dientes, la lengua, las encías, las paredes interiores y el paladar; y posteriormente utilizando tanto hilo dental como enjuague bucal para eliminar las bacterias que puedan haber escapado del alcance del cepillo de dientes.

Organice una cita con su dentista periódicamente, preferiblemente vez cada seis meses o un año. Si usted está dentro de grupos considerados de riesgo, donde las probabilidades de desarrollar gingivitis son mayores, las visitas al dentista deben ser más frecuentes.

¡Hola! ¿Interesado en los tratamientos de Gingivitis en Zaragoza? Infórmese o pida cita previa ahora mismo.

Gingivitis Zaragoza: tratamiento, información y precios
4.5 (90%) 2 votes
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *