Miedo al dentista u odontofobia: algunos consejos para superarlo

Consejos para superar el miedo al dentista

Si tienes ansiedad cuando visitas al dentista, tranquilo, no eres el único.

La ansiedad frente al dentista es frecuente. En la última encuesta nacional, el 15% de los españoles manifestó sentir miedo o ansiedad ante este profesional.

Muchas veces, esta alteración está provocada por experiencias previas que no han sido satisfactorias, pero no siempre es así, muchos pacientes desconocen el origen de su miedo al dentista. Estos consejos sencillos pueden ayudarte a superarlo.

La ansiedad hace que muchas personas no quieran ir solas al dentista. Los motivos principales son pánico a las agujas, miedo al dolor y rechazo a los olores y ruidos de la clínica dental. A veces se debe a una mala experiencia, normalmente en la infancia. Pero no siempre es así, puede ser irracional, como el miedo a determinados animales o el pánico a volar en avión.

Algunos consejos básicos:

  • Llega tranquilo a la consulta: Es más fácil estar relajado si no te obsesionas pensando en estar en una clínica dental. Elige la hora en la que te sientas mejor. No llegues a tu cita con demasiada antelación.
  • Controla tu respiración: realiza inspiraciones profundas y lentas para estabilizar tu ritmo cardiaco y relajar tus músculos
  • La sedación , una opción: En algunos casos, muy extremos, puede ser necesario recurrir a determinadas técnicas. Pregunta a tu dentista por sedación o farmacología que te pueda a ayudar en tu caso concreto.

Superando el miedo al dentista : 7 trucos

El miedo al dentista (odontofobia) no es ningún invento. Si es tu caso, háblalo con tu dentista; te dará consejos para superarlo y minimizarlo.

Aquí te adelantamos 7 trucos que suelen ser de utilidad:

  1. Visita la clínica antes: es conveniente familiarizarse previamente con el ambiente, con el personal de la clínica antes de tu cita. Aprovecha para comentar que esta situación te produce ansiedad.
  2. Elige cita a primera hora: La primera hora de la mañana, suele ser más apropiada, porque estarás más descansado y relajado. Además no esperarás y tendrás menos tiempo para preocuparte por tu cita.
  3. No llegues antes de tiempo: Llegar con mucha antelación y tener que esperar, produce ansiedad y te puedes poner más nervioso con sonidos y olores.
  4. Que la toma de contacto sea suave: Conviene que la primera cita no sea para tratamientos complejos. Lo ideal es que en la primera cita se realice un diagnóstico, radiografías, higiene.. y así irás ganando confianza.
  5. Pacta una señal con la mano para parar: La ansiedad se reduce si sabes de antemano que en caso de necesidad el dentista va a parar si lo necesitas. Pacta una señal ( levantar la mano por ejemplo)
  6. Escucha tu música con cascos: Para muchos pacientes el escuchar música es un buen método de relajación. Te ayudará a desconectar y evitará que escuches sonidos que pueden ponerte nervioso.
  7. En casos de fobias graves, plantéate la posibilidad de sedación: En casos extremos puedes consultar a tu dentista acerca de posibilidades de métodos de sedación farmacológica o con óxido nitroso.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button